PueriMundo

Compara y ahorra en puericultura y juguetes

productos de la categoría sonajeros

Cuando nace un bebé, tiene todo por aprender. Su sistema está lo suficientemente formado y preparado para tener reflejos que le permitan sobrevivir, c...

Sonajeros

Cuando nace un bebé, tiene todo por aprender. Su sistema está lo suficientemente formado y preparado para tener reflejos que le permitan sobrevivir, como la succión, el salto de moro, y el agarre fuerte con sus manitos, entre otros. Pero es a partir de los 2 a 3 meses aproximadamente que el bebé puede empezar por voluntad propia a querer agarrar algo que le llama la atención. Es muy importante la estimulación de los sentidos en los bebés ya que es través de los distintos sentidos que les llega al cerebro toda la información del mundo que nos rodea. En esta época, de estar tumbaditos mirando en un gimnasio para bebés, pueden pasar a querer estirar la manito para agarrar los juguetes que están ahí a su alcance. Estimularlos con los juguetes adecuados como el sonajero ayuda a darse cuenta que las cosas que ven también pueden hacer ruido y tienen a su vez distintos sabores y olores. Los sonajeros en este aspecto, son un juguete básico e imprescindible para su desarrollo, ya que además de estimular los sentidos del tacto, la vista y el gusto, los ayuda a entender el proceso de causa efecto. Para los bebés, jugar es una manera de descubrir el mundo y aprender. Hay sonajeros para todas las edades, que facilitan el agarre a lo largo del desarrollo del bebé, así que es importante elegir un sonajero que se adapte a las necesidades de cada bebé. Para los bebés más pequeños, que hacen movimientos más bruscos,  un sonajero suave o de peluche es más adecuado que uno de plástico. Dándole un sonajero de este tipo, evitamos que se golpeen.  Los sonajeros pueden parecer un juguete poco encanto, pero para los bebés pequeñitos, está en el puesto Nº1. Conviene siempre ofrecerles sonajeros especialmente diseñados para bebés, ya que como algunos modelos suelen tener piezas pequeñas en su interior, están testeados para ser resistentes al uso. Darle a un bebé juguetes y especialmente sonajeros de mala calidad puede tener consecuencias desagradables, desde infecciones hasta que se atraganten con ellos. En PueriMundo te recomendaremos siempre sonajeros de marcas reconocidas y con la salud del bebé como máxima prioridad.